Airbus cede y Europa pide a EE.UU. que levante las sanciones comerciales

El fabricante europeo renuncia a los subsidios para frenar una disputa de 16 años

Airbus quiere firmar la paz en la guerra comercial que la enfrenta desde hace 16 años a la norteamericana Boeing. Ayer, el fabricante aeronáutico europeo anunció que renuncia a las ayudas públicas declaradas ilegales por la OMC.

En un comunicado, indicó que había acordado con los gobiernos de España y Francia suprimir las condiciones preferentes, que llegaban en forma de créditos a bajo interés, para su avión A350 y que ello dejaba sin justificación las represalias comerciales adoptadas por los Estados Unidos. “Después de 16 años de litigios en la OMC, éste es el paso final para acabar con la larga disputa y elimina cualquier justificación para los aranceles norteamericanos”, dice el comunicado.

La misma petición llegó inmediatamente desde Bruselas y Madrid. “La UE ha cumplido, ya no hay razón para las sanciones americanas sobre exportaciones europeas, pedimos que se levanten las sanciones a productos españoles”, escribió en Twitter la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya. Y es que los productos españoles están muy afectados por estas sanciones por valor de 7.500 millones de dólares (6.500 millones de euros) que, con el aval de la Organización Mundial del Comercio, Washington empezó a aplicar el 18 de octubre del año pasado. Perjudican al aceite de oliva, las aceitunas de mesa, el vino, el queso y productos del cerdo entre otros.

Washington pudo adoptar las sanciones por una victoria que consiguió a principios de octubre, cuando la OMC le dio la razón sobre la ilegalidad de las ayudas que recibía Airbus y autorizó represalias, que tomaron forma con un 10% de aranceles sobre las importaciones de aviones, que en febrero aumentó al 15%, y un 25% sobre una amplia gama de productos agrícolas.

Argumento
“Es el paso final que elimina cualquier justificación a los aranceles de EE.UU”

Sin embargo, en esta guerra entre los dos grandes fabricantes aeronáuticos, no solo hay un pecador, no solo Airbus está en falta. También la norteamericana Boeing recibió ayudas consideradas ilegales. Lo certificó la OMC en abril del 2019 y en las próximas semanas se espera la decisión autorizando a la Unión Europea a tomar también sus represalias.

Es en este contexto en el que llega la iniciativa de Airbus y los países europeos presionados por los sectores más afectados por el incremento de aranceles a sus exportaciones a los Estados Unidos y también por una crisis provocada por la Covid-19 que afecta muy especialmente al sector aéreo.

El ministro francés de Economía y Finanzas, Bruno Le Maire, dijo que “Estados Unidos ya no tiene ninguna justificación para mantener sus sanciones comerciales contra Europa”, y el comisario europeo de Comercio, Phil Hogan, recordó que la Unión Europea ha formulado repetidas ofertas para llegar a un acuerdo sobre este conflicto. “Especialmente en las actuales circunstancias económicas, la UE cree que es de interés mutuo de la Unión Europea y Estados Unidos de interrumpir estos aranceles perjudiciales que, de forma innecesaria, castigan a nuestro sector industrial y agrícola”, declaró Hogan.

Sin embargo, también añadió que si no hay acuerdo, están preparados para aplicar sus propias sanciones sobre productos procedentes de Estados Unidos por las ayudas a Boeing. En este sentido, la Unión Europea ya lanzó en abril del 2019 una consulta pública sobre una lista de productos norteamericanos sobre los que podrían aplicar las contramedidas. Van desde aeronaves a productos químicos y agrícolas, incluyendo pescado congelado, cítricos y ketchup, por valor de 20 millones de dólares (17 millones de euros).

La Vanguardia Barcelona


Comparte esta información en tus Redes Sociales:
Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Compartir en Linkedin  Compartir en Googleplus


Tags



menu
menu