Crónica de un vuelo de carga durante el COVID

A lo largo de la actual emergencia sanitaria por la pandemia de COVID-19, Grupo Aeroméxico ha operado 84 vuelos exclusivos de carga con destino a Asia, con el ojbetivo de trasladar material médico y bienes al país

Hace un par de semanas, la aerolínea rompió su récord al operar 14 vuelos en un par de días. De este total, 13 fueron únicamente de carga.

Uno de estos vuelos fue comandado por Martha Vera, capitán de Boeing 787 Dreamliner en Grupo Aeroméxico y miembro de la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores de México (ASPA).

“Fue una experiencia muy agradable. Como piloto de ASPA, me sentí contenta y honrada que me permitieran formar parte de esta cadena de ayuda, en la que se beneficia al país y a sus ciudadanos”, declaró la capitán, en entrevista para A21.

Como consecuencia de la pandemia de COVID-19, la aviación comercial ha sufrido la peor caída en la demanda de su historia. Para hacer frente a esta crisis sin precedentes, las aerolíneas han comenzado a operar vuelos exclusivamente de carga con el objetivo de transportar bienes y materiales.

Aeroméxico ha operado varios vuelos chárter a Asia en colaboración tanto con la iniciativa privada como con el gobierno mexicano.

Sin embargo estos no son vuelos comunes: ahora los pilotos tanto de México como del mundo se encuentran con diferentes medidas recién instauradas que buscan evitar la propagación del virus, actos que se emplean tanto en su persona como en el avión que pilotan.

El caso de la capitana Vera, ella no fue la excepción. Al realizar su primer vuelo de carga, la piloto, quien se encontraba en cuarentena en su casa, tuvo que adaptarse no solo a los cambios sanitarios sino a la necesidad de realizar un servicio nunca antes realizado y que sobrepasa su jornada laboral.

“Por lo general son vuelos con sobrecargos y pasajeros. La operación como piloto es la misma. Lo que sí es diferente es en el aspecto de que únicamente hay carga y esto se atiende de manera diferente. Aparte se convive con dos mecánicos que acompañan el vuelo, quienes acondicionan el avión en espera de la carga”, añadió.

El primer cambio al llegar a los distintos aeropuertos en otros países es realizar los cuestionarios de salud, la toma de temperatura, entre otras revisiones básicas de salud. Además a lo largo de los vuelos, la aerolínea les otorgó un kit de sanidad, compuesto de guantes, cubrebocas, gel sanitizante y pañuelos especiales.

Impactante ver aviones sin pasajeros

La capitana y miembro de la Comisión de Igualdad y Equidad de Género en ASPA ha realizado la ruta entre Ciudad de México y los aeropuertos de Shanghái (China) y Tokio-Narita (Japón) en dos ocasiones.

Cabe señalar que para este servicio, la aerolínea asigna a tres capitanes y tres copilotos, ya que los vuelos son largos y exhaustivos. Particularmente el último servicio de Vera tuvo una duración de 18 horas y 50 minutos, totalizando más de 23 horas de jornada.

“Es impactante llegar y ver aeropuertos vacíos. Aeródromos que usualmente tenían demasiado tráfico, demasiada gente y ahora llegas y ves aviones vacíos. Eso me sorprende cuando llego a Narita y Shanghái”, indicó.

Por último informó que tiene asignación para operar dos vuelos más de carga durante los siguientes meses, y recalcó que todos los pilotos se van intercalando para volar, descansar y poder regresar. “Tenemos una actitud positiva y la satisfacción de colaborar”, señaló la piloto.

Aviación 21


Comparte esta información en tus Redes Sociales:
Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Compartir en Linkedin  Compartir en Googleplus


Tags



menu
menu