Plan de salvataje a Latam Airlines en Brasil: recursos podrían estar disponibles en junio

Latam Airlines, ligada a la familia Cueto, ya habría recibido una propuesta formal de un sindicato de bancos brasileños para recibir apoyo financiero. Si la aerolínea acepta las condiciones, los recursos podrían estar disponibles en junio

La empresa está contra el tiempo: mantiene gran parte de sus aviones en tierra producto de la pandemia, por lo que tiene recursos para operar hasta el 31 de julio.

En Estados Unidos, Avianca Holding se declaró en bancarrota debido a los efectos de la crisis sanitaria, una solicitud que ya fue aceptada por los tribunales estadounidenses. Por eso, la inyección de recursos frescos a la aerolínea con sede en Santiago es vital para su supervivencia.

Pero las negociaciones han sido complejas. Latam aspira a lograr un crédito por más de US$ 600 millones sin tener que comprometer parte de su capital. No obstante, trascendió que el plan propuesto por los bancos brasileños contempla la emisión de bonos convertibles en acciones en ese mercado.

Todo es parte de un paquete de ayuda para las grandes aerolíneas que operan en Brasil, el que es liderado por el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (Bndes) de Brasil, símil de la Corfo chilena.

Según medios brasileños, el éxito del rescate depende de la participación de los inversionistas del mercado, ya que el Bndes ya ha informado que no colocará el monto completo solo. Dado esto, las empresa deben ofrecer un instrumento de liquidez que sea aceptado por esta institución y el resto de los potenciales financistas.

Se espera que las empresas favorecidas con el plan respondan durante esta semana si aceptan los términos propuestos.

Trascendió que el paquete de rescate se realizará a través de operaciones de mercado: las compañías respaldadas emitirán títulos de deuda, tanto obligaciones tradicionales como bonos convertibles en acciones. La idea es que el Bndes garantice la compra del 60% de los valores, los bancos comerciales, como Bradesco, garanticen otro 10% y el 30% restante sea con inversionistas privados.

Se estima que el 25% de la operación sea a través de bonos convertibles en acciones, lo que debería llevar a una dilución de los actuales accionistas de las aerolíneas que serían apoyadas al 25%, en comparación con el 30% deseado inicialmente por Bndes, pero muy por encima del 15% propuesto por las compañías involucradas.

ALN News


Comparte esta información en tus Redes Sociales:
Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Compartir en Linkedin  Compartir en Googleplus


Tags



menu
menu