Puertos de Latinoamérica ejercen medidas para garantizar operatividad y prevenir propagación del coronavirus

En Panamá inspeccionan puertos, mientras que Argentina restringe desembarcos de tripulantes

Ante la propagación del Coronavirus (Covid-19) en el mundo, los gobiernos y los puertos de Latinoamérica están tomando distintas medidas para afrontar la pandemia.

En Panamá, Oficiales de Seguridad e Higiene Portuaria de la Dirección General de Puertos e Industrias Marítimas Auxiliares de la Autoridad Marítima de Panamá (AMP) efectuaron una visita al terminal de Panama Ports Company en Balboa, a fin de verificar que se cumplan las medidas sanitarias recomendadas por el Ministerio de Salud (MINSA), ante la pandemia de Covid-19, para de esa forma garantizar el cuidado de los trabajadores portuarios.


En la inspección se verificaron todas las condiciones sanitarias se encuentren en buen estado (lavamanos, servicios sanitarios, comedores, talleres en el área A del muelle 14 y muelle 18, áreas administrativas, entre otros).

Dicha iniciativa será replicada durante la próxima semana en PSA International Terminal, Manzanillo International Terminal (MIT), Colon Container Terminal (CCT), Terminal Bahía Las Minas Vopak y Panamá Port Company Cristóbal.

A su vez se dictó una charla de sensibilización e información al personal operativo del Puerto de Manzanillo, sobre medidas de prevención, síntomas del Coronavirus y medidas adoptadas por la AMP en conjunto con el MINSA, previa al arribo de buques a las instalaciones portuarias.

Control de tripulaciones


En Argentina, en el Puerto Quequén se dispuso la prohibición del tránsito por esa zona portuaria de tripulantes de buques de bandera extranjera que arriben a terminales y sitios de esta jurisdicción, provenientes en forma directa de puertos de las “zonas afectadas” tales como Japón, Corea del Sur, Irán, Estados Unidos, Brasil, Chile y de toda Europa.


Naves procedentes de otros puertos argentinos que buscan completar carga cumpliendo con las indicaciones de Sanidad de Fronteras, para acceder al sitio de atraque, previo a su arribo deberán entregar el certificado de libre plática.

Para esas naves, solo los tripulantes que realicen una actividad directa vinculada a la carga o descarga podrán circular por lugares de cubierta. En ese sentido no existirá contacto entre personal de la estiba y la tripulación de los mercantes, en las operativas de carga/descarga de bienes.

En tanto que, en el Puerto de Bahía Blanca establecieron que no se autorizará el ingreso de buques de bandera extranjera hasta el cumplimiento de los 14 días correspondientes desde su fecha de zarpe.

Cabe mencionar que Bahía Blanca fue el primer puerto de Argentina que tomó la medida de restringir la circulación de tripulantes que arriben en buques de bandera en zonas de crisis sanitaria, ampliando esta medida el 17 de marzo a la tripulación de todos los buques de bandera extranjera.

Además, con Prefectura Naval Argentina y la Policía Bonaerense se implementará un corredor seguro para el ingreso, tránsito y egreso de medios de transporte terrestre.

Además, la Administración General de Puertos luego de consultarlo con los concesionarios de las terminales del Puerto Buenos Aires estableció la extensión del período de libre almacenamiento desde el 20 de marzo de 2020 hasta el 10 de abril del corriente año inclusive, para aquellas cargas que operen en los terminales del Puerto Buenos Aires.

Operatividad de puertos


En Brasil, los Puertos de Paraná solicitaron a las agencias marítimas que informen a los armadores y capitanes de naves, que los desembarcos de tripulaciones en los puertos de Paranaguá y Antonina se efectúen en casos estrictamente necesarios.


Asimismo, reiteraron que solo mediante el conocimiento del historial médico de la tripulación, la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (ANVISA) emitirá el Certificado de Práctica Libre, necesario para el amarre y la operación de carga.

Por su parte, la autoridad portuaria de Puerto de Rio Grande, junto a los terminales marítimos y asociaciones de trabajadores firmaron una declaración en la que establecieron protocolos para garantizar su funcionamiento.

En esa línea indicaron que la actividad portuaria es esencial para abastecer a Brasil, al Estado de Río Grande Do Sul y a los países con los que tiene relaciones comerciales. Por lo que es un mecanismo fundamental para el suministro de medicamentos, insumos y alimentos esenciales para el mantenimiento y la salvaguardia de la vida humana.

En el caso de Puerto de Itajaí, mediante una resolución la Superintendencia del Puerto de Itajai puso énfasis en la imposibilidad de paralizar las actividades del Puerto de Itajaí, ya que ello puede causar pérdidas incalculables a las operaciones portuarias y a la economía, especialmente por el riesgo de escasez, dado que el sector representa una parte considerable de la cadena de suministro, así como en los daños al trabajo realizado por los trabajadores portuarios individuales.

Garantizar logística y comercio exterior


En Perú, el Ministerio de Comercio Exterior y Turismo indicó que, durante el Estado de Emergencia, las operaciones de comercio exterior y el transporte de carga y bienes por las vías aérea, marítima, terrestre, ferroviaria y fluvial están garantizadas.


Tampoco se restringen las operaciones logísticas, estas actividades facilitan el circuito logístico para garantizar el normal abastecimiento de productos y permiten completar los despachos de importación y exportación.

Mientras que la Autoridad Portuaria Nacional (APN) reiteró que las medidas dispuestas en el marco del Estado de Emergencia Nacional, declarado mediante Decreto Supremo N° 044-2020-PCM, no alcanzan a los servicios y/o actividades relacionadas con el transporte internacional de bienes, ni con el transporte nacional de carga, por lo que permite continuar con los servicios portuarios y conexos a nivel nacional.

MundoMaritimo


Comparte esta información en tus Redes Sociales:
Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Compartir en Linkedin  Compartir en Googleplus


Tags



menu
menu