El transporte marítimo y el triple shock del coronavirus

Uno de las grandes dudas es por cuánto se extenderá el escenario desatado por la pandemia

La escasez de capacidad de transporte, las interrupciones en las cadenas de suministro y la incapacidad de planificar desde finales de enero han sido una combinación peligrosa. Pero, ¿durarán los 3 problemas principales para los transportistas? Cuestiona un reporte de Drewry.

Desde febrero, la mayoría de los transportistas internacionales han tenido que luchar en estos 3 grandes frente y hasta la fecha los expedidores y navieras han sufrido millones de dólares en costos por la detención de contenedores, una situación en que los expedidores desesperados se vieron obligados a pagar tarifas superiores para asegurar la capacidad de los envíos urgentes, un número sin precedentes de "buques ociosos" en espera de empleo y un costo desconocido por la pérdida de negocios y el agotamiento de las stocks.

En el plano humano, el personal de las oficinas de transporte y aduanas de China estuvo inicialmente en cuarentena, muchas empresas han prohibido los viajes al extranjero y/o las reuniones externas con proveedores y clientes, y está aumentando la presión para hacer negocios a distancia y vía electrónica y a distancia.

El reporte indica que no hay una estimación correcta sobre cuánto durará esta situación, pero sí se pueden proporcionar fuertes indicaciones sobre como en la próxima responderá la industria a la crisis.

Interrupción de la cadena de suministro

De acuerdo a las estadísticas sobre el tráfico de camiones, el sector de la cadena de suministro de China ha vuelto al 65-70% de los niveles de marzo de 2019. El sur y el este de China se han recuperado en gran medida, pero el tráfico a la provincia de Hubei en el interior de China sigue siendo sólo el 20% de los niveles del año anterior. Mientras que, la fabricación ha vuelto al 70% de su capacidad total.

Los fabricantes, después de una esperada puesta al día de la producción en marzo y abril, espera 2 desafíos: 1) las fábricas necesitarán nuevos pedidos para seguir adelante (esto dependerá del consumo de los países que importan de China, en particular en Europa y los EE.UU.); y 2) el suministro de materias primas y piezas podría verse interrumpido debido a las alteraciones del virus en otros países. Ambos factores dificultarán la normalización de la fabricación en China.

Disponibilidad de capacidad y de contenedores

La capacidad de los contenedores probablemente volverá a partir de finales de este mes. Las navieras parecen tener confianza en que los buques que zarpen de China no saldrán vacíos. CMA CGM aseguró el 6 de marzo que "ha habido un aumento en los volúmenes y se espera un importante efecto de recuperación una vez que la situación sanitaria se estabilice, ya que los países occidentales tratarán de reconstruir sus inventarios. Por lo tanto, el Grupo espera operar una flota de capacidad normal a partir de mediados de marzo".

Sin embargo, la falta de coincidencia entre la oferta y la demanda de capacidad de los buques creará una inestabilidad aguda de las tarifas de flete y una posible escasez de capacidad para las pequeñas navieras. Ya las tarifas spot de Europa a China han subido un 31% en las últimas 3 semanas.

La Federación Nacional de Minoristas de los Estados Unidos prevé que la movilización de los contenedores en los puertos de ese país en abril aumentará un 4,5% con respecto a abril de 2019 y un 29% con respecto a febrero de 2020.

Se espera que los NVOCC y las navieras oportunistas expriman a los expedidores y exijan tarifas superiores, haciéndoles más difícil obtener suficiente espacio en los buques cuando se produzca el rebote de volumen.

Capacidad de planificación

Expedidores ha expresado su preocupación a Drewry por la considerable incertidumbre que afecta a sus negocios y a los del transporte. La confianza de los consumidores en varios países ha disminuido y se desconoce la situación fuera de China.

La consultora indica que el mercado será inestable. Por lo tanto, insta a los expedidores, navieras y otros actores a que reaccionen rápidamente a los cambios en el mercado y la industria y que consideren acuerdos a corto plazo en lugar de compromisos a largo plazo, en la actual situación. También llama a observar la evolución del mercado spot, ya que es posible que tengan que utilizarlo. Igualmente, llama a considerar la posibilidad de reutilizar los contenedores de importación para las exportaciones a fin de asegurar el equipo con mayor facilidad.

De manera similar, pide no olvidar lo que podría suceder con las tasas de flete relativas si la volatilidad oscila desde una mini-recuperación en China hasta un escenario de exceso de oferta de transporte de petróleo con caída de los consumidores.

MundoMarítimo


Comparte esta información en tus Redes Sociales:
Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Compartir en Linkedin  Compartir en Googleplus


Tags



menu
menu