Estados Unidos prohíbe la entrada a viajeros que hayan estado recientemente en China

Washington declara una “emergencia de salud pública” y decreta cuarentena para los repatriados, mientras las aerolíneas cancelan sus vuelos

Un día después de emitir una alerta de no viajar a China, Estados Unidos intensificó aún más su prevención ante la expansión del coronavirus de Wuhan y anunció que prohibirá la entrada en el país a cualquier viajero que haya estado en China en las dos semanas anteriores a su llegada. El tiempo máximo de incubación del virus es de 14 días. La medida, justificada por una “emergencia de salud pública” entrará en vigor el domingo 2 de febrero. Las aerolíneas Delta, American Airlines y United Arilines anunciaron la suspensión de todos sus vuelos con China.


Pocas horas antes, el Centro de Control de Enfermedades (CDC) ordenó una cuarentena obligatoria de 14 días a partir de este viernes para los 195 estadounidenses repatriados el pasado miércoles de la ciudad de Wuhan, epicentro de la crisis sanitaria. El avión que transportaba a los evacuados aterrizó en la base militar de March en Riverside, California, y en principio iban a guardar una cuarentena de 72 horas voluntaria. Después, según el plan inicial, podían irse a sus casas, donde seguirían siendo monitorizados.

“Este es un paso preventivo y de cautela para maximizar la contención del virus por la salud de la ciudadanía”, dijo el CDC en un comunicado. Hasta el jueves, ninguno de los pasajeros había mostrado síntomas de la enfermedad, que son los de una neumonía, con tos, fiebre y dificultades respiratorias. La última vez que el CDC impuso una cuarentena general como esta fue hace 50 años durante un brote de viruela.

Las autoridades insisten en que no hay una crisis sanitaria en Estados Unidos, pero se están preparando como si la hubiera. “Nos estamos preparando como si esto fuera la próxima pandemia, pero tenemos esperanzas de que no lo es y que ese no será el caso”, dijo este viernes la doctora Nancy Messonnier, directora del Centro Nacional de Enfermedades Respiratorias de Estados Unidos. “Aunque reconocemos que es una acción sin precedentes, nos enfrentamos a una amenaza para la salud pública sin precedentes”.

Por la tarde, el CDC confirmó el séptimo caso de infección conocido en Estados Unidos. Se trata de un hombre que vive en San Francisco, California, y que había viajado recientemente a China. El jueves se había confirmado en Chicago el primer caso en EE UU de un paciente que ha contraído el virus sin haber viajado a China. Se trata del marido de una mujer que sí había viajado a Wuhan.

El País Madrid


Comparte esta información en tus Redes Sociales:
Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Compartir en Linkedin  Compartir en Googleplus


Tags



menu
menu