Tanqueros de Estados Unidos ¿podrían ser un objetivo de Irán?

En caso de una escalada en el conflicto, petroleros serían un blanco fácil

El asesinato de un alto general iraní por parte de los EE.UU. y los ataques con cohetes de represalia sobre bases de Estado Unidos en Irak, ha incrementado las tensiones en el Medio Oriente hasta un punto culminante. Si el conflicto se intensificara más y llegara a convertirse en una guerra, la infraestructura petrolera regional y el transporte marítimo serían objetivos potenciales. De hecho, muchos analistas consideran la reciente escalada de tensiones como una amenaza más seria para los mercados petrolero y tanquero que el ataque del pasado septiembre a la infraestructura petrolera clave de Arabia Saudita, advierte el reporte semanal de Alphatanker al que MundoMarítimo accede en exclusiva.

Existe mucha especulación sobre qué activos de los Estados Unidos podrían ser objetivos de Irán en futuros ataques. Sin embargo, las "caprichosas" amenazas de Teherán dificultan un análisis que no esté basado en la especulación, pero si hay certeza respecto a que los mercados están asustados con el comportamiento del crudo que se elevó a los máximos de cuatro meses al producirse esta nueva crisis.

Alphatanker califica como escasas las posibilidades de que Irán ataque activos de transporte marítimo conectados con Estados Unidos, por lo mismo apunta su análisis en lo que estima son objetivos marítimos realistas y su impacto potencial en el mercado petrolero.

Irán el año pasado confiscó al petrolero de bandera británica "Stena Impero" en el Golfo Pérsico. Este incidente tuvo lugar poco después de que las fuerzas del Reino Unido se hubieran apoderado del VLCC "Grace 1" de la Compañía Nacional de Petroleros de Irán (NITC), el cual, se sospechaba, entregaría 2 mb de crudo -en violación de las sanciones de EE.UU.- a Siria.

Sin embargo, puede que no sea tan fácil para Irán de incautar un petrolero con bandera estadounidense considerando que la gran mayoría de las 69 unidades con bandera de Estados Unidos cumple servicios de cabotaje bajo la Jones Act. Además, de los 9 petroleros que se encuentran fuera de las aguas del país norteamericano, ninguno ha ingresado en el Golfo Pérsico en al menos un año.

Adicionalmente, Estados Unidos ha disminuido significativamente sus importaciones de crudo desde Medio Oriente, de modo que a unos 750 kb/d representan ahora menos del 10% del total de las importaciones de crudo de Estados Unidos.

Otros creen que, en ausencia de petroleros con bandera de Estados Unidos en Medio Oriente, existe el riesgo de que los buques con bandera de las Islas Marshse conviertan en un objetivo, ya que es un estado asociado a los Estados Unidos y posee el tercer registro de naves más grande del mundo con un poco más de 3.700 buques. De acuerdo a Alphatanker, hay 865 buques tanque (excluidos los de GNL GLP y FPSOs) que actualmente enarbolan la bandera de las Islas Marshde los cuales un gran número viajan cerca de Irán o en países cercanos. Además, hay otros 96 buques con bandera de Islas Marshen el Golfo Pérsico, aparte de 1.628 graneleros y 317 portacontenedores.

Informaciones de brokers sugieren que la reciente escalada de tensiones no ha tenido aún un impacto en las tarifas de flete de los tanqueros provenientes del Golfo Pérsico. De hecho, las alzas en las tarifas experimentadas recientemente han sido puramente impulsadas por los fundamentos de la oferta y la demanda. Sin embargo, sólo se necesitaría un ataque o intento de ataque a un buque tanque para cambiar drásticamente la situación.

De hecho, es revelador que, después de dos ataques, las primas de riesgo de seguro se hayan mantenido estables durante la última semana, lo que indica que las aseguradoras no califican que la amenaza a la navegación es mayor de lo habitual. La información también sugiere que los buques tanque que viajan a través de las 21 millas de ancho del Estrecho de Ormuz están desactivando rutinariamente sus balizas AIS sólo para reactivarlas una vez que se encuentran en el en el Golfo de Omán. Esto representa un riesgo calculado teniendo en cuenta la naturaleza congestionada del estrecho.

Finalmente, Alphatanker reitera que las posibilidades de un ataque a un buque tanque en el Medio Oriente es poco probable. Sin embargo, en caso de una escalada catastrófica en el conflicto, éstos serían una presa fácil.

Si un petrolero con bandera de las Islas Marshes atacado por Irán, es muy probable que la flota de esa bandera se aleje del Medio Oriente. Inicialmente, esto provocaría que el tonelaje, especialmente los grandes tanqueros, se ajustara drásticamente, lo que impulsaría los fletes regionales a niveles extremos. Sin embargo, es relativamente rápido y fácil reponer un buque, por lo tanto, puede tomar un corto periodo de tiempo que la flota pudiera reajustarse.

Por MundoMarítimo


Comparte esta información en tus Redes Sociales:
Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Compartir en Linkedin  Compartir en Googleplus


Tags



menu
menu