Los Reyes Magos también prefieren comprar en Amazon

La mayoría de los padres ‘millennials’ sólo adquieren juguetes online

Aunque todavía no hay datos definitivos, el sector de juguetería y juegos maneja cifras que concluyen que prácticamente la mitad de los regalos en España han sido adquiridos a través de Amazon, la mayor juguetería de Estados Unidos y también de Europa. El gigante del e-commerce se ha consolidado como el actor con un crecimiento mayor y más acelerado en la distribución de juguetes hasta convertirse en “líder absoluto” en el sector en Europa, con una facturación de 45.000 millones de euros. En la clasificación europea, Amazon dobla al segundo clasificado, MediaMarket/Saturn, con una facturación de 21.000 millones.

Según los últimos datos que revela el estudio Las reglas del juego, 2019, elaborado por Eduardo Irastorza, profesor de EAE Business School, en España el canal online concentra un 37% de las ventas de juguetes, cuatro puntos más que en el 2018 y solamente uno de cada cuatro juguetes se adquiere en una tienda física.

“El e-commerce tiene una posición muy potente en el sector de la juguetería; las nuevas generaciones de padres millennials prácticamente sólo compran a través de internet”, asegura Irastorza. Por ello, según el profesor de EAE, las tiendas físicas sólo tienen futuro si ofrecen experiencias. “Tienen que parecerse más a un parque temático que a un establecimiento comercial”, asegura.

Las ventas de juguetes y juegos siguen una senda ascendente en España desde que tocaron fondo en el 2012. En el 2019 se situaron prácticamente en niveles previos a la crisis, con unas ventas de 3.150 millones de euros, un 3,5% más, según Euromonitor. La progresión apunta, además, a que en el año 2020 el crecimiento se disparará un 10% a pesar de la alarmante caída de los nacimientos en España. “La tendencia es comprar juguetes más caros para menos niños, incluidos consolas y otros aparatos digitales”, defiende Irastorza.

El informe revela que el año pasado la industria de los videojuegos facturó 1.784 millones de euros en España, muy por encima de los 1.367 de la industria de juguetes y juegos tradicionales. Una tendencia que seguirá acentuándose en los próximos años. Sony fue en el 2018 la primera empresa del sector de juegos, seguida de Nintendo, la valenciana Fábricas Agrupadas de Muñecas de Onil, Electronic Arts España y Mattel.

“Lego ha apostado por un modelo mixto, compuesto de experiencias físicas y virtuales, para hacer frente a la amenaza digital. La multinacional compra las licencias de franquicia de películas y personajes de animación de éxito para lanzar juguetes tangibles inspirados en ellos, y también convierte en películas y series a los juguetes de su creación”, explica Irastorza, profesor de EAE Business School y autor del estudio. A pesar de haber sufrido un bache, Lego, con una facturación de 7.597 millones de dólares, consolida su puesto de liderazgo facturando siete veces más que el gigante asiático Bandai y diez veces más que el tercero, Fisher Price.

En cuanto a las exportaciones españolas de juguetes, cerrarán este año con un incremento del 6,8%, según el estudio Las reglas del juego 2019, que revela que Catalunya ha superado a la Comunitat Valenciana en ventas a mercados extranjeros. Según sus datos, Catalunya concentra un 30% de las exportaciones gracias a la presencia de las grandes multinacionales del sector, por un 27% de Valencia, donde hay más empresas jugueteras.

Los países que más compran juguetes españoles son Polonia, con un crecimiento del 30%; Francia, con un crecimiento del 14%, y el Reino Unido, con un 10% más. Asimismo, los juguetes españoles que más se exportan son las muñecas, con un crecimiento del 15%; los naipes, cuyas ventas al exterior aumentan un 10%, y los triciclos, patines y coches a pedales, con un alza del 9,77% en cada categoría.

La Vanguardia Barcelona


Comparte esta información en tus Redes Sociales:
Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Compartir en Linkedin  Compartir en Googleplus


Tags



menu
menu