Nigeria, el país que cerró todas sus fronteras terrestres a causa del arroz (y cómo afecta al comercio de su región)

Nigeria, una de las superpotencias del continente africano, cerró todas sus fronteras terrestres para combatir el contrabando

Así lleva dos meses, adoptando una medida sin precedentes que está afectando al comercio de toda la región.

En las bulliciosas fronteras de Nigeria el comercio se ha estancado. Y los alimentos se pudren en las largas esperas que los camiones protagonizan en los puntos de control con la esperanza de que vuelvan a abrirse.

El cierre de las fronteras terrestres se impuso sin previo aviso y los países vecinos de Nigeria están furiosos.

¿Qué ha originado este hecho?

Sobre todo, el arroz. Parece que Nigeria se ha hartado del incumplimiento de su prohibición de importar arroz al país desde otros territorios fronterizos.

Los contrabandistas que traían arroz desde Benín estaban rompiendo los planes del gobierno de incentivar la producción local de este grano.

La mayor ruta de contrabando se situaba entre Cotonou, la mayor ciudad de Benín; y el mayor polo comercial nigeriano, la ciudad de Lagos. Ambas ciudades se encuentran a solo unas horas de distancia.

De acuerdo al Banco Mundial, la economía de Benín depende directamente de las exportaciones informales y regulares con Nigeria, representando el 20% de sus ingresos nacionales.

Y por otro lado, el 80% de las importaciones a Benín se destinan luego a Nigeria, según los datos del banco.

Nigeria vetó la importación de arroz desde Benín en el año 2006 y con procedencia de cualquiera de sus países vecinos en 2016. Pero dichas regulaciones no detuvieron el mercadeo ilegal.

¿Por qué el arroz es tan lucrativo?

Nigeria sí permite la entrada de arroz extranjero en sus puertos marítimos, con una tasa del 70% sobre el producto impuesta en 2013.

Dicha medida no solo aspira a incrementar los beneficios, sino también a promover la producción local de este cereal.

Pero los contrabandistas se aprovecharon de la situación, dado que es más barato importar el arroz desde los países vecinos de Nigeria.

De acuerdo al sitio web marítimo de Nigeria Ships and Ports, Benín redujo sus aranceles sobre la importación del arroz en 2014 del 35% al 7%. Camerún, cuyas tasas eran del 10%, las eliminó por completo.

Al adoptar dicha estrategia, Benín registró un incremento astronómico en la importación de arroz desde Tailandia, el segundo mayor productor del mundo.

En su apogeo, cada uno de los 11,5 millones de benineses habría tenido que consumir al menos 150 kg de arroz traído desde Tailandia.

Parece bastante claro que el arroz se estaba introduciendo en Nigeria para responder así al déficit en la producción local de un país con 200 millones de habitantes.

Y es que el apetito de los nigerianos por este grano es insaciable. Allí, el arroz es un alimento básico.

Hubo un tiempo en que se le consideraba una comida elitista y solo se consumía los domingos. Pero ahora su bajo precio, unido al amor por la receta del arroz Jollof, lo ha convertido en plato nacional.

No solo el arroz

Pero la drástica medida de cerrar las fronteras no se debe exclusivamente al arroz. Benín también introduce coches de segunda mano en Nigeria, donde está prohibido importar automóviles de más de 15 años de antigüedad.

No es fácil obtener datos oficiales, pero la compañía de envíos BIM radicada en Luxemburgo dice que un promedio de 10.000 autos entran cada mes desde Europa por el puerto beninés de Cotonou.

Y según los servicios aduaneros de Nigeria, muchos son introducidos de forma ilegal alrededor de la frontera.

Las autoridades nigerianas quieren taponar el contrabando también en la otra dirección. Son muchos los que venden el petróleo que reciben en Nigeria, subsidiado y barato, a residentes de los países vecinos.

El pasado mes de julio, el jefe de la compañía nacional de petróleo en Nigeria , Maikanti Baru, reveló que los contrabandistas estaban sacando cerca de 10 millones de litros de petróleo fuera del país diariamente.

¿Cómo afecta esto al oeste africano?

Muchos productos llegan al puerto de Lagos y después son transportados en cientos de miles de camiones que circulan por las carreteras de la región.

Los vecinos inmediatos de Nigeria (Benín Níger, Chad y Camerún) han sido golpeados por la crisis, que también ha dejado secuelas en Ghana y Togo.

"Sexo a cambio de aprobados": la investigación de la BBC que revela los abusos en dos de las universidades más prestigiosas de África
La ministra de Interior de Ghana, Shirley Botchwey, dijo que los comerciantes del país estaban sufriendo grandes pérdidas tras permanecer detenidos durante semanas en la frontera entre Nigeria y Benín.

Por esta razón, aconsejó al gobierno nigeriano que "encuentre formas de aislar estos problemas y a los países con los que tiene conflictos, de modo que las exportaciones de Ghana entren al mercado nigeriano sin ser perjudicado por estos problemas emergentes".

En Benín, el fotógrafo Yanock Folley mostró las imágenes de cestas de tomates podridos a causa de la espera en la frontera.

El ministro de Agricultura de Benín, Gaston Dossouhoui describió como "inquietante" lo que vio durante su visita al pueblo de Grand Popo.

"Es muy duro para nuestros productores. Es un desastre", según declaraciones recogidas por la agencia de noticias AFP.

En un esfuerzo para calmar a su poderoso vecino, Níger impuso su propio veto a la exportación de arroz desde su país a Nigeria.

Pero los que realmente están sufriendo son las comunidades fronterizas, donde sus comerciantes se entrecruzan en los días de mercado.

La periodista de la BBC en Níger Tchima Illa Issoufou dijo que los dos pueblos fronterizos que visitó no podían realizar negocios porque la mayoría no podían cruzar la frontera.

Y una larga fila de camiones, la mayoría cargados de productos, espera en Maradi, cerca de la frontera con Nigeria.

¿Es legal la medida de Nigeria?
El cierre fronterizo va en contra del
acuerdo que garantiza la libertad de movimiento entre los 15 países miembros del bloque de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (ECOWAS, por sus siglas en inglés).

¿Qué puede pasar ahora?

Nadie sabe. Nigeria no ha aclarado por cuánto tiempo mantendrá sus límites territoriales cerrados al tráfico comercial.

En agosto, el presidente de Benín, Patrice Talon, rogó a Buhari durante una cumbre en Japón que reabriera las fronteras asegurando que su "gente estaba sufriendo".

Pero el jefe de aduanas de Nigeria ha dicho que las fronteras continuarán cerradas, culpando a los países vecinos de no hacer más por erradicar el contrabando.

Algunas apuntan a que existe corrupción en los puntos de control de la frontera, lo cual implica a funcionarios nigerianos y de los países vecinos.

Sin embargo, mientras las exportaciones de petróleo en crudo no se vean afectadas, las fronteras de Nigeria podrían continuar cerradas durante un largo tiempo.

BBC News Mundo


Comparte esta información en tus Redes Sociales:
Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Compartir en Linkedin  Compartir en Googleplus


Tags



menu
menu