Las navieras ajustarán sus tarifas entre Asia y Norteamérica en enero de 2019

El número de servicios semanales disponible se ha reducido de los 19 a los 18, pero existen 48 buques de al menos 10.000 TEUs que cubren esta conexión frente a los 27 de 2017 en estas fechas.

La reducción del espacio disponible en los buques ha elevado últimamente las tasas de carga en los servicios entre Asia y la costa este de Norteamérica, aunque es probable que las decisiones respecto a la capacidad se vean afectadas por la caída de los precios que se espera para el 1 de enero de 2019.

Los portacontenedores que cubren esta ruta generalmente viajan llenos, lo que permite a los operadores incrementar los precios, que están más de dos veces por encima de su nivel de 2017, según el análisis de la consultora Drewry.

El mercado se ha visto envuelto en una gran confusión a lo largo de 2018 por la guerra comercial entre Estados Unidos y China, generándose unas condiciones completamente imprevisibles para los operadores y cargadores.

Aunque la estacionalidad puede haber sido distorsionada, haciendo más difícil que nunca predecir la demanda y capacidad en los pedidos hacia EE.UU, Canadá y México, hay que destacar que el número de envíos ha repuntado un 9% hasta septiembre.

Los volúmenes hacia la costa este y el golfo de Estados Unidos han sido menores, posiblemente porque gran parte de las cargas se envió antes, pero han repuntado un 11% en octubre. Da la impresión de que muchos cargadores han decidido adelantar sus envíos para evitar el incremento del 25% en las tarifas previsto para el 1 de enero de 2019.

trafico-asia-norteamerica

El peligro para las navieras es que en el primer trimestre se transportarán más cargas, pero en un menor número de envíos. En 2018, se ha logrado la mayor tasa de crecimiento de las tarifas desde 2015, por lo que pueden estar satisfechas.

Los buques viajan llenos

Además, los buques han viajado prácticamente llenos desde junio, lo que ha permitido aumentar los precios. Todo esto ha ocurrido al mismo tiempo que se ha incrementado el tamaño de las embarcaciones.

Sin contar las escalas canceladas, la media de los buques utilizados en esta línea ha sido de 8.950 TEUs de capacidad en octubre, un 17% más. El número de servicios semanales disponible se ha reducido de los 19 a los 18, pero existen 48 embarcaciones de al menos 10.000 TEUs que cubren esta conexión frente a los 27 de 2017 en estas fechas.

El hecho de empezar a reducir los servicios tiene que ver con el inicio de una cooperación estratégica de siete años de duración entre Maersk, MSC y Zim en septiembre. Inicialmente, se creyó que este acuerdo eliminaría dos servicios, pero finalmente la red 2M ha mantenido la conexión Lone Star Express fuera de esta cooperación.

Los cambios han sido muy limitados en en lo que se refiere a la capacidad tras la suspensión del servicio y el aumento del tamaño de los buques en octubre, con una caída de la capacidad en octubre por la cancelación de algunas escalas.

Los operadores han realizado un mejor trabajo de gestión de la capacidad en las conexiones entre Asia y la costa este de Norteamérica que en otras líneas Este-Oeste, lo que se ha visto recompensado con tarifas mucho más elevadas. Probablemente, se mantengan a la espera de los movimientos del mercado para ajustar sus tarifas en enero y retirarán tonelaje de estas rutas si es necesario.

http://www.cadenadesuministro.es


Comparte esta información en tus Redes Sociales:
Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Compartir en Linkedin  Compartir en Googleplus


Tags



menu
menu