“Las compañías se ven obligadas a estar preparadas para gestionar con agilidad distintas opciones de entrega”

En el informe “The Logistics Transport Evolution: The Road Ahead” que surge de una encuesta reciente elaborada por DHL, desvela la rapidez del mercado cambiante al que se enfrentan las empresas logísticas

El eCommerce y sus implicaciones en los requisitos de servicio y transporte terrestre son alguna de las preocupaciones de los profesionales encuestados en el sondeo.

Según este informe elaborado por DHL, una de las áreas que más preocupa a las empresas es el incremento previsto en los niveles de servicio ligados al cada vez mayor flujo de alta de pedidos generado por el comercio electrónico.

Se trata, además, de servicios cada vez más complejos para poder cubrir la demanda en un momento de mercado en que los clientes esperan entregas casi inmediatas. Las compañías se ven obligadas a estar preparadas para gestionar con agilidad distintas opciones de entrega, tener alta visibilidad en el tránsito de cada pedido, instaurar políticas flexibles de entrega, contemplar la posible devolución gratuita, disponer de inventarios siempre en stock… solo por poner algunos ejemplos.


Paul Stone, CEO de DHL Supply Chain Nordics y director de Transporte de MLEMEA explicó “nuestros clientes europeos buscan capacidades de primer nivel para garantizar las entregas de última milla. La tecnología será fundamental para proporcionárselas. La capacidad de la inteligencia artificial y el análisis de datos para gestionar pedidos y patrones de envío en modelos operativos cada vez más complejos y exigentes en calidad y control de costes han dejado de ser un beneficio adicional para convertirse en servicios esenciales".

El análisis “The Logistics Transport Evolution: The Road Ahead” muestra también que el impacto previsto del comercio electrónico en los mercados en general, y en el transporte terrestre en particular, varía según de qué zona geográfica se trate. Por ejemplo, al comparar el impacto previsto del eCommerceen los próximos de uno a dos años con el que se produjo en los anteriores de tres a cinco años, los profesionales consultados en Estados Unidos esperan una ligera disminución (del 63 por 100 en el pasado al 60 por 100 en el futuro), mientras que los que se ubican en Europa, Medio Oriente y África, Asia Pacífico y Latinoamérica, prevén un incremento (del 65 por 100 en el pasado al 69 por 100 en el futuro).

Según Stone, “en Europa, el transporte es, sin duda, un aspecto crítico del entorno empresarial global, y nuestros hallazgos indican que las empresas de todos los sectores y mercados tienen absoluta conciencia de su valor estratégico. Nuestra investigación nos ha demostrado que los clientes buscan soluciones cada vez más completas y de alcance global, que les permitan resolver una amplia gama de problemas y requisitos de transporte. Además, en Europa en particular, los compromisos medioambientales son cada vez más importantes para nuestros clientes".

Una de las conclusiones de la investigación apunta que, tanto en Europa como en Estados Unidos y Asia, cada vez un mayor número de grandes ciudades están implementando medidas para restringir y limitar el acceso de vehículos a los centros urbanos, como exigir peajes de entrada o prohibir la entrada a vehículos que no dispongan de calificación Eco, entre otras muchas posibilidades.

La preocupación por la degradación medioambiental y los niveles de toxicidad del aire en las grandes ciudades, y el compromiso por disminuir la huella de carbono del transporte terrestre son factores que impactan decisivamente en el transporte de última milla, lo que generará un reto para las empresas que han de hacer entrega de producto en grandes ciudades y ven cómo esta entrega sufre cada vez más restricciones. Para el 76 por 100 de los encuestados, la legislación sobre el reporte de las emisiones de carbono a que se obliga a las empresas está teniendo un impacto muy importante en la toma de decisiones sobre qué transporte se utiliza y qué se ha de exigir a un proveedor de servicios de transporte.

Otros factores sociales también destacan en el informe como generadores de desafíos “asociados” a la modificación del sector del Transporte. Por ejemplo, el 61 por 100 de las empresas consultadas hacen referencia al aumento de la población urbana como un factor absolutamente decisivo en su negocio futuro.

La tecnología y su capacidad para ayudar a administrar este complejo entorno son un requisito estándar de los operadores 3PL: más de dos tercios (67 por 100) de las empresas que han participado en el sondeo creen que la analítica Big Data y la inteligencia artificial son herramientas esenciales para que los operadores 3PL ofrezcan sus clientes la suficiente capacidad de escalar en los nuevos entornos.

Cuadernos de Logística


Comparte esta información en tus Redes Sociales:
Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Compartir en Linkedin  Compartir en Googleplus


Tags



menu
menu