Clean Shipping Alliance: 20 puertos del mundo señalan que no prohibirán uso de scrubbers de ciclo abierto

Equipos han sido cuestionados por verter los contaminantes que se emitirían al aire al mar

Clean Shipping Alliance, o CSA 2020, recibió las aprobaciones por escrito y cartas de no objeción por parte de más de 20 puertos que cubren Europa, América, Asia y Australasia, señalando que no tienen intención de prohibir el uso de scrubbers de ciclo abierto en sus aguas. Esto luego que algunos puertos anunciaron que estaban prohibiendo la descarga de agua utilizada por estos equipos en bahías de sus puertos, según informa un reporte de Platts.

En enero, el Puerto de Fujairah emitió un aviso relacionado con esto. Singapur planea implementar una prohibición similar a partir del 1 de enero de 2020, mientras que China ya lo ha hecho desde el 1 de enero de este año en sus áreas de control de emisiones (ECAs) que cubren las aguas interiores y la mayor parte de su costa, incluidas las aguas de la Bahía de Bohai.

La descarga de los scrubbers de ciclo abierto también había sido prohibida anteriormente en muchas otras regiones, incluyendo Bélgica, California y Massachusetts en EE.UU., a lo largo del río Rin de Alemania, así como en el puerto irlandés de Waterford.

Un scrubber o depurador de ciclo abierto utiliza agua de mar para eliminar los óxidos de azufre del escape del motor. El óxido de azufre en el scrubber reacciona con el agua para formar ácido sulfúrico, que luego se deposita en el mar después de la neutralización.

Algunas fuentes de la industria argumentan que los scrubbers de ciclo abierto no resuelven el problema ambiental, ya que simplemente extraen el azufre del aire y lo expulsan al océano.

Sin embargo, la CSA 2020 dijo que los miembros de su comité ejecutivo han presentado evidencia científica a los puertos y han llegado a la conclusión de que las aguas residuales generadas por el proceso de limpieza de los gases de escape eran ambientalmente aceptables y se encontraban dentro de los límites reglamentarios.

"Después de la investigación realizada por el Ministerio de Tierras, Infraestructura, Transporte y Turismo (MLIT), Japón ha declarado que no prohibirá el uso de scrubbers de ciclo abierto en sus aguas y esperamos pronto tener más confirmaciones por escrito en el lugar”, indicó el miembro del comité ejecutivo de CSA 2020, Christopher Fee, quien también es encargado de Ambiente y sostenibilidad de GM en Oldendorff Carriers.

Si bien el número de puertos en el mundo con restricciones declaradas sigue siendo bajo, los que han decidido prohibir los scrubbers también están empezando a dudar, señaló CSA 2020. "Parece que algunos puertos están revocando sus decisiones anteriores para restringir el uso de scrubbers de ciclo abierto ahora que se han realizado más estudios académicos disponibles al público", dijo Fee.

William Nugent, miembro del comité de CSA 2020 y vicepresidente y jefe de operaciones de buques en International Seaways, agregó: "Dado que un número significativo de puertos mundiales han evaluado las pruebas y han decidido no prohibir el uso de scrubbers de ciclo abierto, alentamos a otras Autoridades Portuarias a que deben considerar la investigación y análisis independientes antes de tomar cualquier decisión".

En febrero, DNV GL verificó un estudio de tres años basado en 281 muestras de agua utilizada en 53 sistemas diferentes de limpieza de gases de escape o scrubbers en buques, concluyendo que las muestras estaban bien dentro de los criterios admitidos por la OMI, así como dentro de los límites de otros estándares importantes de agua, señala CSA 2020. Un estudio realizado por MLIT de Japón también concluyó que el uso de la tecnología no puede causar efectos a corto o largo plazo en los organismos marinos, agrega el organismo.

La mayoría de los scrubbers están diseñados para eliminar los contaminantes que más contribuyen a una amplia gama de problemas de salud graves, agrega.

Aceptación creciente

La aceptación de los scrubbers también se está reflejando en recientes y crecientes órdenes. El número de buques en operación u ordenados con scrubbers instalados casi se ha duplicado en los últimos seis meses a 3.229, según DNV GL.

Los sistemas depuradores no solo eliminan la mayor parte de los óxidos de azufre de los gases de escape de los motores y calderas de los buques, sino que también eliminan hasta el 94% de la materia particulada (PM), hasta el 60% del carbono negro y una cantidad significativa de Hidrocarburos aromáticos policíclicos, según CSA 2020.

"La industria no debe perder de vista la razón detrás de la introducción del límite global de azufre y el efecto que las emisiones de óxido de azufre tienen en la salud humana. Los sistemas de limpieza de gases de escape son la mejor manera de reducir el impacto ambiental del transporte al prevenir la contaminación del aire, ya sea que el buque esté en el mar o en el puerto ", dijo el presidente de CSA 2020, Mike Kaczmarek, quien también es vicepresidente de Carnival Corporation.

Cabe señalar que El CSA 2020, formado el 27 de septiembre de 2018, representa a un grupo de compañías de las industrias del transporte marítimo de carga y de pasajeros que realizan esfuerzos por controlar las emisiones a fin de dar cumplimiento a los requisitos de la normativa IMO 2020 mediante el desarrollo y uso de sistemas de limpieza de gases de escape. Actualmente cuenta con 39 armadores miembros que representan a la mayoría de los sectores de transporte y operan, en conjunto, más de 3000 naves.

MundoMarítimo


Comparte esta información en tus Redes Sociales:
Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Compartir en Linkedin  Compartir en Googleplus


Tags



menu
menu