Recomendaciones para las grandes alianzas del shipping mundial

Estudio de caso específico del ITF analiza impacto en la industria marítima

Tres grandes recomendaciones hace el Foro Internacional de Transportes para las alianzas del transporte marítimo de contenedores: dejar de presuponer que las leyes anti-monopolio no aplican para la industria del shipping; llegar a acuerdo sobre precios de puertos y aportar a la inversión en infraestructura portuaria; establecer políticas portuarias coherentes para aclarar roles y reducir posibilidad de generar sobre-capacidad.

MundoMarítimo tuvo acceso exclusivo al documento “The Impact of Alliances in Container Shipping”, donde se exponen estos puntos a analizar, además de estudiar el impacto de las alianzas en el transporte marítimo de contenedores, evaluando cómo estas alianzas afectan a los sistemas de transporte marítimo y a los stakeholders de la industria del transporte y cómo se regulan estas alianzas.

Regulación y competencia

Tres grandes recomendaciones hace el Foro Internacional de Transportes para las alianzas del transporte marítimo de contenedores: dejar de presuponer que las leyes anti-monopolio no aplican para la industria del shipping; llegar a acuerdo sobre precios de puertos y aportar a la inversión en infraestructura portuaria; establecer políticas portuarias coherentes para aclarar roles y reducir posibilidad de generar sobre-capacidad. MundoMarítimo tuvo acceso exclusivo al documento “The Impact of Alliances in Container Shipping”, donde se exponen estos puntos a analizar, además de estudiar el impacto de las alianzas en el transporte marítimo de contenedores, evaluando cómo estas alianzas afectan a los sistemas de transporte marítimo y a los stakeholders de la industria del transporte y cómo se regulan estas alianzas.Regulación y competenciaActualmente, la industria del shipping no está regulada por las leyes anti-monopolio o de competencia de los diferentes países donde operan las navieras. Sin embargo, el texto explica que “no hay una característica específica que excluya a las alianzas de este tipo de legislación de competencia”. Las leyes genéricas anti-monopolio deberían aplicar para todo tipo de acuerdos entre armadores –o una agrupación de compañías en cualquier otra industria. Específicamente, el documento hace referencia a que la aplicación de leyes anti-monopolio no deberían resultar en la cancelación de las alianzas actuales o futuras, sino que simplemente evaluar su autorización para funcionar según el acuerdo de cooperación y luego regularlo, según lo requiera cada caso. Así, se podría monitorear cualquier comportamiento anti-competitivo en el sector, asegurando la legalidad de las actividades.

Políticas portuarias

Llegar a acuerdo sobre precios de puertos y aportar a la inversión en infraestructura portuaria es considerado fundamental a la hora de asegurar un espacio adecuado para los buques y su carga. Mucha de la inversión requerida es para adecuar la infraestructura existente al nuevo tamaño de las naves y gran parte de los fondos son de origen público, ya sea de manera directa o indirecta. Además, se necesitan proyecciones de flujo de carga para establecer las mejores rutas hacia el hinterland.

Lo mismo aplica al establecer políticas portuarias coherentes para aclarar roles y reducir posibilidad de generar sobre-capacidad. Según el documento, los gobiernos deberían definir claramente qué puertos están designados para atender mega-buques y los roles de cada puerto. Las alianzas y colaboración entre puertos podría resultar beneficiosa para la eficiencia de la cadena logística marítima.

Qué impulsa las alianzas

Entre las tendencias identificadas como propulsoras de las alianzas entre armadores están los acuerdos de cooperación, que nacieron hace unos años como estrategias operacionales apuntadas a optimizar el desempeño y cobertura de servicio en un mercado alicaído. La unión entre grandes compañías impulsó la compra de mega-embarcaciones, las cuales son responsables de la sobreoferta de capacidad; por lo tanto, las alianzas serían en sí parte del problema de sobreoferta que ellas mismas tratan de ‘atacar’ con sus servicios unidos. Junto con este ‘síntoma’ de las alianzas, también se ha visto que han aumentado los tiempos de traslado, costos e incertidumbre, desestabilizando la industria desde adentro.

MundoMaritimo


Comparte esta información en tus Redes Sociales:
Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Compartir en Linkedin  Compartir en Googleplus


Tags



menu
menu