Starship da un paso más: sus robots ya son repartidores autónomos y entregan a domicilio en Reino Unido

"Estamos emocionados porque, gracias a nuestra tecnología, las comunidades locales alrededor de Milton Keyner ya nunca más van a sufrir la falta de una entrega a domicilio"

Después de un largo periodo de pruebas y distintos proyectos piloto, que han durado más de cuatro años, la start up Starship Technologies ya ha dado el paso desde que hace unos seis meses activara su primera flota de robots de entrega. Ahora, estos repartidores autónomos realizan entregas en la ciudad de Milton Keynes (Reino Unido), dando respuesta a la necesidad logística de esta zona ubicada a unos 70 km de Londres y especialmente apropiada por sus características e infraestructuras para el estreno de esta iniciativa.

El proceso mediante el cual se dan estas entregas, que pueden ser tanto de comida a domicilio como de paquetería de compras online y que carecen de intervención humana, implica que el usuario emplee la App que ha habilitado la compañía, seleccione las compras y espere a que el robot le notifique a través del terminal, que se encuentra en la puerta de su domicilio, con un código que le permitirá abrir el compartimento de la paquetería que lleva instalado el robot.

En cuanto al lugar de entrega, Starship ha tenido en cuenta la importancia de ser flexibles en este sentido. Por ello, la start up asegura que pueden realizarse en un depósito, en la vivienda del cliente o donde este prefiera y, también, en la franja horaria que más le convenga.

Desde el punto de vista de la adaptación de estos dispositivos autónomos a las ciudades, desde Starship aseguran que sus robots pueden cruzar la calle, esperar a que los semáforos se pongan en verde y esquivar objetos, humanos o animales, gracias a las nueve cámaras que llevan instaladas, al radar, el sistema de GPS y a sus sensores ultrasónicos.

En este sentido y tras el anuncio de la puesta en marcha oficial de una de las iniciativas más innovadoras de la industria logística, Lex Bayer, consejero delegado de Starship Technologies, apuntó que están muy "emocionados porque, gracias a nuestra tecnología, las comunidades locales alrededor de Milton Keyner ya nunca más van a sufrir la falta de una entrega a domicilio".

Además, Bayer confirmaba que su siguiente paso es extenderse por determinadas zonas de Estados Unidos, un lugar en el que su implantación podría complicarse algo más que en Reino Unido, sobre todo teniendo en cuenta que allí ya existe algún potencial competidor: la startup Nuro, propiedad de la cadena Kroger y el mismo Amazon, que ya ha realizado varias pruebas con drones y otras modalidades de entrega autónoma sin intervención humana.

Cuadernos de Logística


Comparte esta información en tus Redes Sociales:
Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Compartir en Linkedin  Compartir en Googleplus


Tags



menu
menu