2017 fue el año de cambios en la industria naviera, pero se requiere precaución en 2018

El analista jefe del sector de BIMCO, Peter Sand, indicó que 2017 fue un año de cambios, en gran medida para mejorar, pero que todavía era necesario un enfoque prudente para 2018 para mantener el progreso logrado

Para el 2018, Sand dice que es probable que el sector de graneles secos mejore aún más el equilibrio fundamental del mercado, si las velocidades operativas no aumentan. Para el sector de transporte de contenedores, la mejora en 2017 continuaría en 2018, donde la tasa de crecimiento de la flota parecía estar igualando el crecimiento de la demanda y, como resultado, no se esperaba que grandes cambios en las tasas de flete elevaran las ganancias.

Para los petroleros, Sand señala que había un potencial alcista en el bajo crecimiento de la flota para petroleros tanto de crudo como de productos petroleros. El crecimiento en la demanda, proveniente del aumento en el consumo de petróleo y el retorno de una mayor actividad comercial impulsada por el arbitraje de precios, dependería de un mercado petrolero mejor equilibrado.

BIMCO dijo que esperaba que la demanda de petróleo del mundo solo superará marginalmente el suministro mundial de petróleo, y que esto sería un factor negativo para el mercado de petroleros.

En granel seco, BIMCO esperaba que los mercados mejoraran en 2017, pero el alcance de esa mejora fue una sorpresa positiva. "No esperábamos que el 2017 vería una tasa de crecimiento de la demanda del 5%, ni un crecimiento de la flota del 3,2%", escribió Sand.

La demanda china superó las expectativas y el crecimiento de la flota superó las expectativas a la baja, lo que afectó parte del potencial alcista. Como el resto del mundo importa una cantidad constante de productos secos a granel o ralentiza sus importaciones, la importancia de China para el mercado se vuelve aún más evidente. La industria del acero dominó el desarrollo. Las importaciones de mineral de hierro aumentaron un 7% en 2016. Para 2018, el desafío era que los propietarios y operadores mantuvieran una navegación lenta. BIMCO espera que la oferta crezca alrededor del 1% en 2018 (3,2% en 2017).

Los petroleros podrían alcanzar el punto de equilibrio en 2018, expresó Sand.

El prolongado agotamiento de las reservas mundiales de crudo y productos petroleros resultó ser un lastre para la demanda de los buques petroleros durante 2017. En el cuarto trimestre, los productores de petróleo cedieron, jugando el juego de la culpa por un tiempo antes de extender el acuerdo de suministro de la OPEP al 2018. Sin embargo, creer en el regreso de una mayor demanda de petroleros más pronto que tarde podría haber llevado a los propietarios de buques tanque a posponer la demolición, dijo Sand.

"No hasta que veamos las existencias mundiales de petróleo en un nivel mucho más bajo, podemos esperar un renovado interés en las actividades de comercialización del petróleo por vía marítima que elevará la demanda de los petroleros desde su actual nivel moderado. Sin embargo, la primera mitad de 2018 puede pasar antes de que eso suceda.

BIMCO esperaba que 2017 sería un mejor año para el transporte de contenedores en comparación con 2016, y este resultó ser el caso. Las tarifas de carga subieron y su volatilidad se redujo. Las demoliciones disminuyeron y la flota ociosa generalmente se reactivó. La tasa de crecimiento de la demanda de 2017 se encaminaba a un aumento del 5%, el más alto en seis años.

BIMCO dijo que el equilibrio fundamental parecía casi sin cambios, ya que la reactivación de buques inactivos elevó el crecimiento real de la flota más allá de la tasa de crecimiento TEU nominal del 3,3%.

En septiembre, la sequía de órdenes de construcción llegó a su fin. Veinte nuevos pedidos de buques de 22,000 TEU rompieron una pausa de 21 meses en la actividad de nuevas construcciones. Serán entregados en 2019-2020.

Esto significó que el nivel de crecimiento nominal de la flota para la industria del transporte de contenedores en los próximos años se estableció en torno al 4%, lo que dejó poco espacio para mejoras fundamentales en el equilibrio del mercado. "Como resultado, el aumento de los ingresos debe provenir de: ejercicios continuos de reducción de costos y mantener los costos de combustible bajo control", dijo BIMCO.

BIMCO espera que el segmento de transporte de contenedores viera un crecimiento neto de la flota de alrededor de 4.1% en 2018 (3.3% en 2017).

Fuente: Insurance Marine


Comparte esta información en tus Redes Sociales:
Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Compartir en Linkedin  Compartir en Googleplus


Tags



menu
menu